Una piscina infinita o desbordante es aquella que produce el efecto de extenderse hasta el horizonte. Si la zona tiene buenas vistas merece la pena hacer este tipo de piscinas.

El sistema de recogida de agua de superficie es por desborde hacia una canal (no llevan skimmers), de esta canal pasan a un depósito regulador y allí es aspirada por el equipo de depuración. Con este sistema se consiguen dos objetivos:

  • Una mayor limpieza del agua de la superfície, puesto que al contrario que la piscina con skimmers, toda la zona de desborde es como si fuera un gran skimmer.
  • Conseguimos el efecto infinito.

El coste es un poco más elevado que la piscina con skimmers, la razón es por la necesaria construcción de un depósito regulador y la canal.

La estructura del vaso de la piscina la construimos con hormigón proyectado (hormigón gunitado), dicha estructura la garantizamos por un periodo de 10 años.

Para el equipo de depuración, electrolisis salina, iluminación, escaleras, duchas y accesorios disponemos de las mejores marcas del mercado.